Potasio

  • 2018-10-15

Potasio

El potasio se encuentra por toda la planta y es necesario para todas las actividades que tienen que ver con el transporte de agua, entre otras cosas, y con la apertura y cierre de los estomas. El potasio se encarga de la fuerza y calidad de una planta, y controla innumerables procesos como el sistema de carbohidratos.

Síntomas de una deficiencia

La evaporación se reduce si hay una carencia de potasio. Como consecuencia, subirá la temperatura de las hojas y las células se quemarán. Esto sucede principalmente en los bordes de las hojas, donde, normalmente, la evaporación es máxima. Atención: los bordes de la hojas también pueden morir a causa de una falta de humedad o de un exceso de sales en la tierra. En consecuencia, es imposible reconocer una carencia de potasio simplemente basándose en estos síntomas. En general, se puede decir que cuando falta un diez por ciento de un elemento en los tejidos de la planta la carencia será visible, y puede reconocerse por un cambio de color y necrosis.

Desarrollo en orden cronológico

  • Al principio, verás una planta de aspecto sano, color verde oscuro y con hojas brillantes.

Las hojas pierden el brillo más adelante.

  • Las plantas a menudo tienen más ramas pero los tallos permanecen delgados.
  • Las puntas de las hojas más jóvenes muestran bordes grises; más tarde se vuelven de color marrón, se retuercen y se secan.
  • Las hojas amarillean desde los bordes en dirección a los nervios y aparecen puntos de tejido muerto de color marrón oxido.
  • Las hojas se retuercen radialmente y trozos enteros de las hojas comienzan a pudrirse. Las hojas siguen retorciéndose y finalmente se caen (las hojas más viejas).
  • Una carencia extrema produce plantas escasas, de aspecto enfermo y floración muy reducida.

Causas de una deficiencia

Una deficiencia puedes estar causada por:

  • Poco fertilizante o una fórmula incorrecta.
  • Cultivo en tierras donde se ha “fijado” el potasio.
  • Un exceso de sal común (sodio) en torno a las raíces.

¿Qué hacer?

  • Ve a tu tienda de cultivo favorita en busca del consejo de un experto. Un fertilizante bien equilibrado contiene los suficiente potasio.
  • Si la electroconductividad (EC) de la tierra o el substrato es muy alta puedes lavarla con agua limpia.
  • Puedes añadir potasio tu mismo; lo más fácil es añadir potasio inorgánico. Disuelve 5-10 gramos de nitrato potásico en diez litros de agua. El tierra ácidas, puedes añadir bicarbonato potásico o hidróxido potásico (5 mililitros en diez litros de agua).
  • Puedes añadir potasio orgánicamente por medio de usa solución de cenizas de madera, estiércol de pollo o estiércol líquido (ten cuidado de no quemar las raíces). Los extractos de la familia de las uvas tienen mucho potasio.

Recuperación

Las plantas absorben el potasio rápida y fácilmente. En un medio hidropónico, la mejoría será visible en unos pocos días. En tierra, dependerá de la capacidad de absorción de la tierra. En este caso puede ser necesario aumentar las dosis.

No es recomendable aportar el potasio fertilizando foliarmente.

Un exceso de potasio causará daños por exceso de sales, deficiencias de calcio y magnesio y una acidificación de substrato.