Nitrógeno

  • 2018-05-22

Nitrógeno

!Hola HappyGardeners!

El nitrógeno es uno de los elementos mas importantes que una planta necesita y una parte importante de proteinas, clorofila (hoja verde), vitaminas, hormonas y ADN. Debido a que es un componente de las enzimas, el nitrógeno esta involucrado en todas las reacciones enzimáticas y desempeña un papel activo en el metabolismo de la planta.

Se ha demostrado que las plantas con alto contenido de nitrógeno en sus hojas contienen más THC. El nitrógeno tiene una influencia positiva en el crecimiento de la planta. La planta va adquiriendo hojas más grandes, mayor número de ramas y el periodo vegetativo se prolonga.

¿Qué es y que es lo que hace?

El nitrógeno es un componente de enzimas y, por tanto, participa en todas las reacciones de las mismas a la vez que juega un rol activo en el metabolismo de la planta.

¿Qué puedes ver?

Tallo amoratado, hojas amarillentas y de fácil caída.

¿Qué puedes hacer?

Incrementa el EC de la alimentación o añade extra de nitrógeno.

Síntomas de una deficiencia

La deficiencia de nitrógeno retrasa la síntesis de la proteína, la planta rompe sus propias proteínas para conseguir nitrógeno. Esto hace que los tallos de las hojas y el tallo de la planta se vuelvan morados. La clorofila también es desglosada con el tiempo, lo que conduce a la típica hoja de color verde blanqueado o blanca amarillenta, y por último, las hojas se marchitan y se caen. Las raíces de las plantas que sufren de deficiencia de nitrógeno son en general largas y con pocas ramas. Cuando la deficiencia de nitrógeno se produce en una etapa temprana, la planta entera se ve afectada. Los órganos o bien dejan de formarse, o se forman de manera insuficiente, causando un crecimiento incompleto de la planta. La planta se queda pequeña debido a esto. Cuando la deficiencia de nitrógeno se produce en una etapa posterior, la planta es capaz de desarrollarse plenamente, pero ésto va acompañado de los síntomas descritos anteriormente y una reducción sustancial en el rendimiento.

Desarrollo en orden cronológico

  • Los tallos de las hojas de mayor tamaño en las partes inferiores de la planta se vuelven moradas, rápidamente seguidas por las hojas más grandes del centro y las partes superiores de la planta.
  • La planta en conjunto presenta un color más claro.
  • Las hojas más grandes de la parte inferior de la planta se vuelven verde claro. Los tallos de las hojas más pequeñas se vuelven también morados.
  • Las hojas de la parte inferior de la planta se vuelven más amarillas, y luego se vuelven blancas. Por último, las hojas se marchitan y se caen.
  • El crecimiento es visiblemente inhibido, dando lugar a plantas más cortas, tallos más delgados, hojas más pequeñas y menos formadas.
  • La parte superior y la interior de la planta se vuelve más blanca y amarilla.
  • Las hojas de los puntos de crecimiento permanecen verdes por más tiempo, pero son mucho menos verdes que con niveles normales de nitrógeno.
  • Comienza el proceso de floración forzosa, y hay una pérdida sustancial de la hoja.

 

Causas de una deficiencia

Leves formas de deficiencia de nitrógeno pueden ocurrir durante el crecimiento rápido a plena luz. Debido al aumento de la tasa de fotosíntesis y la formación de nuevas células, la demanda de nitrógeno en este momento es mayor que lo que las raíces pueden proporcionar. La deficiencia de nitrógeno es generalmente corregida cuando el crecimiento se estanca.

La deficiencia de nitrógeno también puede ser causa por la alimentación incorrecta o una alimentación que no contiene los nutrientes suficientes. Algunas enfermedades que afectan el sistema de transporte de la planta, como Fusarium, puede hacer que surjan síntomas de deficiencia de nitrógeno. Además de ésto, la base del tallo puede volverse leñosa y pudrirse, y las raíces volverse marrones.

¿Qué hacer?

Eleva la EC de la alimentación y enjuaga bien el sustrato con ella.

Puedes agregar nitrógeno tú mismo utilizando urea, abono semi-líquido o utilizando un producto especial “mono nitrógeno”. Los abonos que contienen nitrato trabajan de una manera que eleva el pH de las raíces; los abonos que contienen amonio disminuyen el pH.

Porque tanto las raíces como las hojas absorben el nitrógeno, se recomienda añadir nitrógeno extra en la alimentación y que se utilice una solución diluida de nitrógeno para la fumigación de las plantas.