Azufre

  • 2019-01-07

Azufre

El azufre es un elemento necesario para fabricar un gran número de proteínas, hormonas y vitaminas tales como la vitamina B1. Aparece en importantes tejidos de la planta, en las semillas y en el líquido celular.

En temperatura y presión normales, el azufre es un elemento estable, inodoro, amarillo, casi sin capacidad venenosa alguna. Este elemento es también conocido por el hedor que desprende el sulfuro de hidrógeno que se produce cuando las proteínas y otras substancias se pudren. El azufre puro se encuentra en la naturaleza en forma de ríos de lava amarillos que salen de volcanes.

Es muy raro encontrarse una deficiencia de azufre cuando se cultiva en exterior. Casi todos los tipos de tierra y la superficie del agua contienen azufre.

En su mayor parte, los fertilizantes que contienen azufre se obtienen de modo similar a los fertilizantes con potasio o magnesio. En jardinería hidropónica, se aportan en el riego todos los nutrientes que la planta necesita. Por este motivo, los fertilizantes para hidrocultivos contienen altas concentraciones de cal y azufre. Para evitar que el azufre y el calcio reaccionen entre sí y formen yeso insoluble, los fabricantes mantienen los dos elementos separados en envases diferentes que se mezclan justo antes de regar.

Síntomas de una deficiencia

El azufre se enlaza con proteínas y en estructuras orgánicas, y queda fijado en los tejidos de las plantas. Por este motivo, las plantas no pueden transportar el azufre desde los tejidos viejos hacia los tejidos nuevos cuando hay una carencia. En consecuencia, puede esperarse que los primeros síntomas de deficiencias aparezcan como una coloración verde claro en las hojas más jóvenes. Sin embargo, en la práctica hemos comprobado repetidamente que los síntomas eran más obvios en las hojas más viejas.

 

Desarrollo en orden cronológico

  • Se parece mucho a una deficiencia de nitrógeno; coloración verde claro en una o más de las hojas grandes/viejas.
  • Fuerte coloración púrpura en los peciolos (tallos) de las hojas.
  • Más hojas cambian de color. El color verde claro cambia en zonas a amarillo intenso.
  • Cuando la deficiencia es extrema, la planta tiene muchas hojas de color amarillo intenso con peciolos y tallos de color púrpura.

Causas de una deficiencia

En cultivos de exterior rara vez aparecerá una carencia de azufre. En macetas la carencia puede aparecer, como la deficiencia de fósforo, cuando el pH es demasiado alto o hay demasiado calcio presente.

¿Qué hacer?

  • Utiliza un fertilizante con la composición correcta, contendrá suficiente azufre.
  • Como con los fosfatos, a la planta le resulta más fácil absorber los sulfatos cuando el pH es más bajo. Comprueba el pH de la tierra y bájalo si es necesario con azufre, nitrato potásico o ácido nítrico o fosfórico.
  • Cuando hay una carencia, lo mejor que se puede hacer es añadir azufre en forma inorgánica por medio de sales de Epson (sulfato de magnesio hidratado, también llamado epsonita) en hidrocultivos o kieserita en tierra.
  • Si se prefiere fertilizar orgánicamente, se pueden usar fertilizantes para setas compostados y fertilizantes de origen animal. El azufre sólo se absorbe por la planta en la forma de sulfato, que aparece en la tierra durante la descomposición de compuestos orgánicos de azufre. Este proceso lleva tiempo, por lo que se aconseja prevenir, así como usar un fertilizante bien compostado.

Las plantas de cannabis no se ven especialmente dañadas por mayores concentraciones de azufre. Sin embargo, si la cantidad de azufre es grande, el contenido de sales del agua (EC) puede aumentar, afectando al crecimiento de la planta. En general la planta absorbe poco sulfato de la tierra, por lo que el azufre se puede acumular en el substrato llegando a causar un exceso de sales en el terreno. El crecimiento se ve limitado y las plantas adquieren un color oscuro. Con mayores concentraciones (EC alto) será necesario lavar bien la tierra (incluso varias veces).