El frío en tus plantas

Grow shop vitoria
  • 2018-01-11

El frío en tus plantas

EL FRIO EN TUS PLANTAS

 

Ya esta aquí el invierno y las temperaturas de nuestros armarios de cultivo han empezado a bajar peligrosamente.

¿Hasta qué punto soportan el frío las plantas?

Las ideales oscilan entre los 22 y los 24 grados Celsius de durante el encendido, pudiendo bajar de 5 a 8 grados sin afectar al crecimiento.

A estas temperaturas, la planta no sufre nada de nada y se dedica a lo suyo, que es, en definitiva, seguir un ciclo vital.

Por debajo de 15 grados la planta se ralentiza y aumenta la humedad, favoreciendo la aparición de de hongos perjudiciales.

¿Cómo afecta entonces el frío?  

Si vuestras plantas de cannabis sufren frío en la raíz, empezarán a tener problemas de desarrollo. Si os coge en una etapa temprana del crecimiento no crecerán, el color de las hojas se decolorará con una veta blanca- verde o amarilla y si no ponemos remedio subiendo la temperatura, las hojas se empezarán a necrosar mostrando manchas diversas. Realmente muestran carencias, ya que con el frío no pueden absorber los nutrientes que tienen disponibles en la tierra, pero no son carencias reales, es decir, en vuestro sustrato no falta de nada, es por ello que muchos cultivadores lo pueden confundir y sobrefertilizar sus plantas sin necesidad.

Tallo con frío

Como evitarlo:

  • Al regar, hacerlo con agua templada. El agua corriente ahora sale fría y regar directo con ella puede hacer que nuestras niñas sufran un shock de raíces. Tenerlo en cuenta también si almacenáis el agua en bidones. Para calentar el agua en los bidones podéis usar un calentador de agua.
  • Si tenemos entrada directa de la calle, asegurarnos que no da directamente sobre ninguna de las macetas, canalizar el aire para que ascienda sin tocar de lleno a la misma. Si es necesario regular el caudal de aire de entrada con un potenciometro, ya sea manual o automático.
  • Si entrando aire de la calle la mínima sigue siendo muy baja, anular dicha entrada y recoger el aire de la misma habitación .
  • Si aún así la temperatura no es la adecuada, sólo nos quedará poner un calefactor. El problema de los calefactores de aire caliente convencionales es que gastan muchos watios, más que la luz de tu cultivo y resecan excesivamente el ambiente, así que posiblemente tengamos que aumentar la humedad ambiental.
  • Otro truco para elevar la temperatura de las raíces, es enroscar un cable calentador alrededor de las macetas, evitando que la parte mas sensible de la planta, la raíz, quede expuesta al frio.